jueves, 11 de agosto de 2016

Vila Flor



Capital del Aceite, en el corazón de la Tierra Caliente Transmontana, al sur del Distrito de Braganza, Vila Flor cuenta con cerca 7.000 habitantes, distribuidos entre 14 freguesías, en un área de 272 Km².


En 1286, D. Dinis, el rey poeta, denomina a la que se llamara Póvoa d´Álem Sabor como Vila Flor.

Cerca de 1295, manda construir en su alrededor, como protección, una muralla con 5 puertas o arcos. En la actualidad queda el Arco de D. Dinis, declarado monumento de interés público.

En la Edad Media, con la acogida de familias judías, se desarrollan la agricultura, el comercio y las industrias de curtiduría y trabajos en oro y plata.

Es de destacar la calidad de sus productos agrícolas, fruto del fértil Vale de Vilarica.

Cuenta con empresas de transformación agrícola como Frize y Sousacamp. Otras actividades de importancia son el Agro Turismo y el Turismo Rural.