viernes, 12 de agosto de 2016

Rio de Onor






Se sitúa en la extremidad nordeste del municipio de Bragança, limitando con España por el Norte y el Este y por el Oeste y Sur con las vecinas Aveleda y Deilão.

Ocupa un área considerable (45.526 Km²) , incluida en el perímetro del Parque Natural de Montesinho, esta freguesía comparte el nombre con el río que la atraviesa de Norte a Sur, para desembocar en el río Sabor.

Tiene una orografía montañosa y con planicies, registrando una altitud media del orden de 750 metros.

Rio de Onor incluye un extenso trozo de valle, abierto, amplio y agradable, bañado por el Onor y protegido por las Serras de Montesinho (al Oeste), Sanábria (al Norte) y Guadramil (al Este). Es aquí donde se asienta la aldea, junto en la línea septentrional de la frontera.

Sus casas son de pizarra y sin revestimientos, de paredes oscuras, dándoles un carácter arcaico y rústico.

Rio de Onor es un caso singular, reforzado por su posición fronteriza, con la homónima española – Rihonor de Castilla – a unos pasos, separada solamente por el rio, que cruza un puente medieval de albañilería y múltiples arcos.



La Iglesia Parroquial, dedicada a S. João Baptista, se presenta desprovista de revestimientos. En su frontal destaca el arco de la puerta, que junto con las cornisas y pináculos de los remates, son los únicos elementos arquitectónicos en piedra de cantería.

Junto a la iglesia, destacan otros elementos de su patrimonio arquitectónico, como el citado puente romano, molinos, forja comunitaria, el lagar de vinos y hornos y la iglesia parroquial de la anexa Guadramil.

Sus principales actividades se dan en torno a la agricultura, ganadería y el pequeño comercio, destacando también la artesanía y la carpintería.


En su gastronomía tienen un papel importante los ahumados derivados de la matanza del cerdo.